30/1/12

España frena las energías renovables en Canarias para pagar a sus pensionistas

Madrid ha devuelto a Canarias a la década de los noventa. El Real Decreto aprobado en el Consejo de Ministros españoles suspendiendo los incentivos a las renovables paraliza el concurso eólico fomentando el expolio de nuestro petróleo. Esta medida es un ataque frontal a un país como Canarias que presenta el potencial eólico más alto del planeta.

La suspensión temporal de los procedimientos de preasignación de retribución de renovables y de los incentivos a las nuevas instalaciones de producción eléctrica alternativa ha borrado de un plumazo no solo las infraestructuras eólicas proyectadas en el Archipiélago, sino también las estaciones de bombeo hidráulico (como la de Chira-Soria) en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera. La paralización de estas estaciones suma 500 millones menos de inversión estatal a la prevista para el concurso eólico (600 millones de euros) que posiblemente afectará así mismo a numerosos puestos de trabajo en nuestro país. Este atropello al desarrollo de Canarias ha sido defendido por el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, que declaró la necesidad del Estado Español en reservar los fondos estatales para cubrir la subida de las pensiones. Hace poco más de un mes, el Gobierno autonómico de Canarias desatascaba el concurso público para la instalación de parques eólicos en las islas, pendiente desde 2007. La suspensión frustra ahora cualquier acción: "Ni un solo parque se podrá instalar", asegura Luengo, viceconsejera de energía del Gobierno autonómico. Sólo el proyecto de Gorona del Viento de El Hierro se salvará de la quema. El presidente del Cabildo herreño afirmó que no habrá problemas de financiación para la empresa pública con la que la isla aspira lograr la autosuficiencia energética a partir de renovables. "No va a haber nuevas autorizaciones, pero las que están no van a tener problemas".


¿Venganza de Zoria o intereses españoles?


Esta decisión de José Manuel Soria podría tratarse de una venganza, algo que así lo creen miembros de la clase política de las Islas como Francisca Luengo (PSOE) que ha pedido a Soria que recapacite y permita recuperar el régimen específico de las islas a través de una excepción a ese decreto. "Producir energía eléctrica en Canarias con las renovables es tres veces más barato que quemando gasoil", ha sentenciado Luengo. "Canarias no se merece esa venganza". Sin embargo otros creen que esta decisión parte, al fin y al cabo, del Gobierno Español en sí y no se trata de una cuestión personal o partidista, ya que el Estado Español ha defendido sus intereses. Recordemos que, como siempre, España ha apostado por una economía canaria profundamente dependiente, pero eso sí, lo justamente subvencionada. En definitiva, un pueblo con las manos atadas sin ninguna cota de soberanía real en ningún aspecto.


Roque Calero advierte del desastre que supondrá la dependencia del petróleo en el país


El catedrático de Ingeniería Mecánica de la ULPGC, Roque Calero, ha advertido en que la medida afectará negativamente a la economía del Archipiélago al fomentar su dependencia de los combustibles fósiles, especialmente del petróleo. "Es un auténtico desastre", ha reconocido, "un suicidio para Canarias". Calero se ha referido a la escalada que experimentará el precio del crudo en los próximos meses y que ya se ha dejado intuir con la irrupción de la "primavera árabe", que ha afectado a países productores de petróleo como Libia, y la imposición de sanciones a Irán, hasta ahora uno de los principales suministradores de petróleo a España. "El petróleo va a subir entre un 20% y un 30%", ha augurado. La otra alternativa es el gas, que arrastra, solo en Gran Canaria, una ácida polémica sobre la construcción de la planta regasificadora en la isla. La suspensión del concurso eólico convierte en inviable el Plan Energético de Canarias (Pecan) que marca una producción eléctrica del 30% en las islas para 2015. En la actualidad, el porcentaje alcanzó tan solo el 7% en 2010, muy por detrás de los objetivos del Pecan, lo que pone de manifiesto la dependencia de los combustibles fósiles que arrastra a todos los sectores productivos: turismo, alimentación, transporte, desalación para el suministro de agua. "Nos puede hundir en una depresión económica de la que no saldremos nunca", ha puntualizado el investigador. Roque Calero ha apuntado que el Real Decreto aprobado el viernes desperdicia, además, el potencial de las islas y recuerda que aunque el potencial eólico de España sea discutible, en Canarias “tenemos el potencial eólico más alto del planeta". En previsión, el profesor ha explicitado que la temporalidad de la medida no es una excusa, puesto que, a su juicio, es necesario "empezar desde ahora" con el impulso a las renovables y "conseguir que eso se haga de cualquier manera".