3/10/11

Un niño canario de 11 años es blanco de la xenofobia española

Este chinijo tinerfeño protagonizó recientemente un spot publicitario de TV para Cola-Cao. El anuncio, emitido en todo el Estado español y otros países del mundo, ha hecho famoso al protagonista, pero también ha desatado la intolerancia goda más rancia. El motivo es sencillamente su habla canaria.


Lo habitual es que cualquier anuncio publicitario ya sea en España o en Canarias se haga en un "acento neutro" del español, así es como le llaman los nacionalistas españoles al habla española de España. Esta mentira, repetida mil y una veces desde los tiempos de la dictadura fascista, para grandes sectores de la sociedad canaria se ha convertido en una verdad, aceptando lo habitual como "normal". Se asume así, sin cuestionamiento alguno y mucho complejo, que el habla canaria es simplemente 'hablar mal' y que la castellana de España es, como no, la forma 'correcta' o 'neutra'. Décadas de 'autonomía' de Canarias no han servido ni para cambiar percepciones tan básicas en el conjunto de la población isleña. Por consiguiente no es extraño escuchar un anuncio en Radio Carrizal sobre el "Bazar Josefa" en acento de Valladolid. Incluso en un ente público pagado por todos los canarios como la TVC programas de ¿humor? que utilizan el habla canaria como objeto de mofa.


¿Pero que pasa si un anuncio televisivo se emite en canario, no sólo en nuestro país, sino a nivel internacional? Pues que ya salen las hordas godas y españolistas de sus cavernas enarbolando la bandera de el 'buen hablar', que es el castellano de Castilla por supuesto, y el incorrecto es el que hablamos más del 90% de los hablantes del español en el mundo. Las redes sociales se han convertido en refugio de esta calaña xenófoba de toda España que no ha dudado en hacer grupos de facebook que tienen por objeto reirse del niño canario de Cola-Cao por hablar de manera natural, en su variante del español; el canario. También los foros españoles destilan odios y corajes irracionales a este guayete que su único pecado es tener un pelo rubio "antinatural" y "necesitar un logopeda". Sobra decir que sólo basta visionar el anuncio para que veamos que el chiquillo habla perfectamente, habla canario pero correcto. Otra cosa es que al españolito medio le chirríe que se le cuele por la pantalla de su hogar varias veces al día un 'aplatanao'. Mientras los canarios nos pasamos la vida escuchándoles a ellos por sus radios y televisiones y no tenemos ningún problema en entenderlos, los españoles se alteran y alegan no entender cuando alguien les habla en una variedad de su propio idioma.



Así han proliferado diversos grupos en las redes sociales de carácter xenófobo anticanario con miles de seguidores que piden "un logopeda" o directamente "hostiar" al niño:



-Me llamo Yahel y tengo 10 jañoh.

-Quiero hostiar al niño surfero del anuncio de Cola-Cao

-Hola me llamo Yahel i me usan de lámparah cuando se va la luh en casa.

-Me Yahel tengi 10 jañoh ¿te vieneh a robah lah olah conmigo?



Respuesta canaria.


Ante el silencio cómplice de los mass media en las Islas, estos brotes xenófobos están siendo rechazados por muchos ciudadanos canarios que se han movilizado en la red denunciando estos grupos, avisando a la empresa de Cola-Cao para que emprenda acciones legales etc. Por suerte ya hay un amplio sector de nuestra sociedad que entiende que el español de Canarias es una variedad de la lengua que no solamente merece un respeto sino que es fundamental que conservemos y divulguemos. Por supuesto, para empezar es necesario rechazar todo tipo de intolerancias con una habla del idioma tan válida y correcta como la argentina, la mexicana o la española.

El chinijo del Colacao


Yahel Peña vive en Punta del Hidalgo (norte de Tenerife) cuando vuelve del colegio lo primero que hace es coger el patín o la tabla. Se subió por primera vez a una tabla de surf a los tres años y ahora, con 11, viaja por toda Europa para competir en la categoría sub14. Fuera del agua es un chiquillo estudioso, que saca sobresalientes en todas las asignaturas y que ahora está entusiasmado con sus clases particulares de inglés. Además de ser un ejemplo de deportista y estudiante a tan corta edad, Yahel da una lección a tantos canarios que le multiplican edad y viven entre complejos frente a los 'peninsulares'. Sin quererlo, Yahel se ha convertido en un ejemplo de isleño sin complejos, ejemplo para todos aquellos canarios que siguen reproduciendo el topicazo de que hablar canario es lo mismo que hablar mal, acomplejados de un legado tan valioso de sus padres y abuelos.