2/1/08

A pesar de todo, CANARIAS VENCIÓ.

El 28 de diciembre del 2007 la Selección Nacional Canaria de fútbol volvía a enfrentarse en un encuentro internacional. En esta ocasión fué en el Estadio de Gran Canaria frente a mundialista Angola. El partido fué un éxito por la importante asistencia de público y la brillante victoria de nuestro país por dos tantos a cero, todo ello a pesar del encochinamiento de los insularistas en empañarlo.


[Jóvenes garrotistas ondean banderas nacionales canarias, antes del partido]



Tras varios años sin jugar la Selección nacional debido a la nula voluntad institucional y política, la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias anunció el resurgimiento de la Selección para finales del mes de diciembre del 2007. Más que por voluntad de CC, el encuentro se llevó a cabo debido al empeño de Álvaro Pérez, actual Director general de deportes del Gobierno autónomo ex entrenador de la U.D. Las Palmas y miembro del PNC. Curiosamente, pocas semanas antes de haber anunciado dicho evento, Álvaro Pérez había sido amenazado publicamente por Larry Álvarez (PP) por lucir en su despacho oficial la bandera nacional canaria en vez de la rojigualda. Lamentablemente los grandes medios de comunicación del Archipiélago, como es habitual, apenas hicieron mención de tan extraordinario partido, salvo de manera anecdótica. Por ejemplo la Televisión Canaria, aunque retransmitió el encuentro en directo no le hizo el seguimiento y promoción debida, nisiquiera igualable a la de un derbi nacional. Otro ejemplo de lo "molesto" del encuentro, quedó bastante bién reflejado en la entrevista que realizó el Canarias 7 a Álvaro Pérez en referencia al partido, y donde la mayor parte de las preguntas insinuaban hasta que el encuentro "no era muy legal", que "molestaría a la Federación Española", e incluso que "si era un acto de propaganda nacionalista". Álvaro Pérez recordó que los partidos amistosos de selecciones autonómicas se disputan con total normalidad en lugares del Estado con mucho menos arraigo nacionalista. Por su parte el grupo de animación de la Selección "Alzadas Canarias" publicó un comunicado días antes apoyando la celebración del partido y exigiendo la Oficialidad de las selecciones deportivas canarias, al igual que las de otros países sin estado como las Islas Feroe o Escocia. Por su parte Ultra Naciente -un grupo de ultras de la UD Las Palmas ultrainsularistas y con numerosos neonazis en sus filas- no apoyó el partido, hasta el punto de amenazar a aficionados tinerfeños y a todos aquellos que portaran la bandera nacional canaria en -su- grada.


El Partido



Los precios de las entradas del partido rondaban los 5 y 10 euros, y además se regaló numerosas entradas a jugadores de fútbol base de la isla. Sin embargo se echó en falta una auténtica campaña de propaganda mediática y que se facilitara la asistencia al partido de aficionados de otras islas. Eso no quitó que el Estadio recibiera aficionados procedentes de otras islas que se desplazaron por su cuenta. Horas antes del partido se realizaron diversas actividades culturales en el interior del Estadio de Gran Canaria, como exhibiciones de Juego del Palo, Levantamiento de Arado y Lucha Canaria. Por la megafonía incluso se pronunciaron saludos en lengua amazighe a los aficionados.

Canarias: Ione Puga; Ángel López, David García, Alexis Suárez, Juanma; Adrián Martín, Nauzet Alemán, David Silva, Jonathan Sesma; Cristo y Braulio. También jugaron Ricardo, Javi Ortega, Pablo Sicilia, Aythami, Carmelo, Ayoze García, Jorge, Rubén Castro, Pedro Vega, Ione Jiménez, Momo y Moisés Trujillo. Seleccionador: José Antonio Ruiz Caballero.


Angola: Lama; Loco, Jamba, Kali, Yamba Asha; Ze Kalanga, Dede, Figueiredo, Mendonça; Love; y Manucho. Asimismo intervinieron Edson, Diangi, Delgado, Petro, Airosa, Minguito y Santana.Seleccionador: Luis Oliveira Gonçalves.
Goles: 1-0, min. 39: Adrián Martín, de disparo cruzado. 2-0, min. 47: Jorge, a pase de Rubén Castro.


El partido finalmente recibió más espectadores que cualquier otro anterior encuentro de la Selección Nacional, con más de 10.000 aficionados en las gradas. La afición lució banderas nacionales canarias y el grupo de animación Alzadas Canarias desplegó una bandera nacional de grandes dimensiones, acompañados por una pancarta donde se leía "UNA NACIÓN UNA SELECCIÓN". Curiosamente operarios del Estadio acudieron a retirar dicha pancarta alegando que podía "Inducir a la violencia", pancarta que en otros lugares como País Vasco y Cataluña es normal que las luzcan hasta los mismos jugadores de las selecciones sin ningún problema. En la segunda parte se desplegó una pancarta donde se leía "CANARIAS NO ES ESPAÑA". Aficionados de diferentes islas celebraron juntos los goles de nuestro país, en una auténtica fiesta de la Canariedad.




[En la grada se vivió la fiesta del fútbol canario]


Álvaro Pérez, director general de Deportes del Gobierno canario, destacó: "Ha sido un evento importante dentro de lo que es el deporte en Canarias. Ha sido una expresión de canariedad en todos los sentidos". También valoró la predisposición de los futbolistas. " Para la Dirección General de Deportes y para los canarios hay que valorar que este partido ha sido una expresión del sentimiento mostrado por los jugadores canarios, que han querido estar en esta cita y los clubes a los que pertenecen se han visto en la necesidad de atender a sus deseos". Para Álvaro Pérez, los 10.000 espectadores que asistieron al Estadio de Gran Canaria fue un buen registro. "Ha sido la asistencia más masiva de todas las registradas en todos los eventos de estas características en Canarias. Hemos multiplicado por tres la asistencia del último partido internacional y del resto de los partidos de selecciones autonómica celebrados hasta este viernes es el de más afluencia". Por último, lamentó los incidentes ocurridos al inicio del partido en los aledaños del estadio. "Eso no tiene que suceder nunca en un evento deportivo, con el añadido que en éste se representaba a Canarias. Esto no tiene cabida en el deporte ni en ningún acto cívico.". "Y eso que no entrenamos". El seleccionador canario, José Antonio Ruiz Caballero, se mostraba muy satisfecho después de la experiencia. "Todo salió a gusto de los que formamos parte de esta iniciativa. Hubo buena presencia de público y un gran ambiente, y si el resultado fue favorable, pues la verdad es que no se puede pedir más". El técnico quiso destacar el partido de los suyos. "Y eso que ni siquiera entrenamos. Sólo hicimos una comida juntos, y creo que la gente que fue pudo ver un buen espectáculo. Eso habla mucho de los recursos técnicos y tácticos del jugador canario, de muchos de los cuales, desgraciadamente, no podemos disfrutar aquí. Espero que el partido se repita en próximos años". Por otro lado, los jugadores mostraron su satisfacción por este partido, al que acudieron con agrado, y futbolistas como Aythami, del Deportivo, considera que "Canarias tiene equipo para enfrentarse a selecciones de otros países con posibilidades de hacer un buen papel".


Incidentes y represión


Minutos antes de comenzar el encuentro se produjo un enfrentamiento entre aficionados en los alrrededores del Estadio de Gran Canaria. Miembros del grupo Ultra Naciente al grito de "¡Viva España!" y "Separatistas de mierda" se enfrentaron a aficionados independentistas, muchos de ellos llegados de la isla vecina de Tenerife del grupo Frente Blanquiazul, y otros de la misma Gran Canaria. Rapidamente intervino la Policía Nacional española y los GOIA que detuvieron a un total de 13 jóvenes -entre ellos grancanarios-, casualmente ninguno de ellos perteneciente al grupo Ultra Naciente. Las consecuencias del enfrentamiento fueron automóviles dañados y mobiliario urbano. Hemos de aclarar que los aficionados que particiaparon en este enfrentamiento no asistieron al Estadio. Estos detenidos fueron liberados sin cargos la mañana del domingo 30 de diciembre. Aficionados se quejaron del acoso tras el partido por parte de la Policía Nacional española por el solo hecho de mostrar algún distintivo canario. Por ejemplo una aficionada que acudió al partido, denunció publicamente lo siguiente "Soy una joven independentista canaria que fue ayer al estadio a pasar un buen rato y a expresar sus ideas. No participé en el enfrentamiento que tuvo lugar antes del partido, y debo decir, porque lo sé, que la inmensa mayoría de los que participaron no son independentistas. A la salida del partido, tres amigos y yo fuimos detenidos por la policía nacional cuando esperábamos la guagua. Según ellos, por tener características similares a las de las personas que estaban buscando. Dijeron que la tricolor que llevábamos era inconstitucional, nos trataron bastante mal y nos insultaron, nos acusaron de lo ocurrido por fuera del estadio, anotaron nuestros datos y se negaron a identificarse.Quiero denunciar esto en todos los medios posibles." Según otras fuentes, otros aficionados fueron parados, identificados y registrados por la policía nacional española, por el mero hecho de portar un cachorro canario, o una bandera canaria con siete estrellas.


Vergonzosa y arbitraria criminalización del independentismo canario


A raíz de estos hechos, la prensa proespañolista vió la oportunidad que esperaba para criminalizar al independentismo. Pronto comenzó a difundir irresponsables bulos desde el más rancio insularismo, que ponen en seria duda la profesionalidad de esos periodistas. El diario Canarias 7 vínculaba los actos a "ultras radicales provenientes de Tenerife relacionados con el independentismo radical". La manipulación fué secundada por el panfleto digital del PSOE "Canarias Ahora", que destacaba en su titular que "Ultras de Tenerife siembran el caos en los aledaños del Estadio y originan una gran pelea", además añaden -no podían olvidarlo- que: "Estos seguidores, presuntamente relacionados con el independentismo radical, se dedicaron a destrozar todo lo que encontraron a su paso" y "coches, escaparates de comercios, papeleras, contenedores... estuvieron en el punto de mira de los enfurecidos ultras tinerfeños, que se empeñaron en sembrar el caos".


En definitiva, según estos supuestos periodistas, la culpa de todo la tuvieron, como no, los tinerfeños y los independentistas. Pero si pensabamos que la manipulación no podía llegar a más cotas de cinismo, el diario La Provincia, dirigido por el reconocido derechista español Tristán Pimienta, nos demostró que era posible. En un rocambolesco artículo, un individuo de más que dudosa profesionalidad llamado Pedro Guerra, señalaba a grandes rasgos que los causantes de los enfrentamientos eran unos malvados radicales tinerfeños independentistas muy muy radicalísimos, que fueron reprendidos por inocentes ciudadanos grancanarios, mientras presentaba al "soberanismo" como una idea poco menos que criminal. Todo ello a pesar de que la algunos de los detenidos eran grancanarios, y que además los jóvenes acalararon que no pertenecían a ninguna organización independentista. En dicho artículo, el señorito Pedro Guerra, suponemos que bajo el influjo de sustancias psicotrópicas y un insularismo enfermizo, vinculó estos hechos con las editoariales de EL DÍA, Zerolo, el Caso de Las Teresitas, y grupos de clase social alta de Tenerife, que por supuesto nunca nombran. Todo ello justificado en suspuesto informe del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) al Estado Español, que al parecer consideran las ideas nacionalistas un crímen objeto de seguimiento e investigación. En la edición impresa del mismo artículo, Pedro Guerra deja para la posteridad su severa ignorancia sobre el nacionalismo canario escribiendo una perla tan esperpéntica como esta: "Portaban banderas Azarugh, organización independentista radical vinculada con el movimiento Amazig" (sic). Miembros de Azarug están estudiando tomar medidas legales contra este periodista que ha relacionado a dicha organización con unos incidentes con los que no tuvieron nada que ver, aunque dicha denuncia será dificil, cuando nisiquiera el periodista escribió bién el nombre del colectivo. Hasta tal punto ha llegado el ultrainsularismo españolista que ya están aprovechando estos hechos para pedir la supresión de partidos de la Selección Nacional Canaria. Pero por suerte para nuestro deporte, ya se están consolidando.



BLOG NACIÓN CANARIA




Más fotos: