15/2/15

Podemos y Canarias

Sí, claro...
Nación Canaria. A nadie se le escapa que la irrupción de la figura de Pablo Iglesias y el partido ‘Podemos’ es una de las incidencias políticas más destacadas de la historia reciente del Estado Español. La dura crisis capitalista que padecemos, especialmente el Estado y más aún nuestro país, va acompañada de políticas ultra neoliberales y una evidente generalización de la corrupción a todos los niveles ha mostrado la cara más cruel del régimen borbónico. Son los herederos de Franco los que cortan el bacalao en España y en Canarias, lo que explica más bien todo.

Esta política también ha revelado una vuelta a españolismo tradicional que ya ni se molesta en disimular las rancias mañas del colonialismo más añejo. Y esto, al contrario de los mitos que pregona discurso dependentista en Canarias, tiene en primer lugar un coste económico que paga la inmensa mayoría de la sociedad canaria. Por ejemplo, no es casual que la comunidad autónoma peor financiada del Estado sea Canarias, con el agravante de presentar los peores indicadores sociales. Este saqueo económico que ha afectado de manera grave los servicios sociales más elementales, hay que sumarle no sólo la imposición de los designios de Madrid, sino además las reiteradas faltas de respeto al Gobierno de Canarias y la prohibición de que el pueblo canario expresara su voluntad. Quizás sea el conflicto Canarias – España en torno a las prospecciones petrolíferas donde el trato colonial ha quedado más en evidencia, pero también existen otros ámbitos como el de la privatización de los aeropuertos canarios (Aena).

"Podemos  aúna las esperanzas de la clases populares y media canaria, a pesar de que los problemas que afectan a la sociedad canaria apenas han sido abordados por este partido político."

Pero lo cierto es que a día de hoy Podemos es  la fuerza política española que aúna no sólo las esperanzas de la clases populares y media española para reformar el régimen español actual, sino también de Canarias, donde ocurre excatamente lo mismo. Todo ello a pesar de que los principales problemas que afectan a la sociedad canaria apenas han sido abordados por este partido político.

Colonialismo y Podemos
 
Miguel Montero, dirigente de Podemos en
Las Palmas miembro durante años del
PSOE destacó por su anti-nacionalismo
canario en el movimiento estudiantil canario.
Cuando Pablo Iglesias visitó Canarias reconoció no tener muchos conocimientos sobre nuestro país. Al informarse sobre los escandalosos indicadores sociales lo achacó a una sola causa: la ’corrupción de la casta’, por supuesto, igual que en el ‘resto de España’. Pero lo grave es que la inmensa mayoría de los canarios también presentan un nivel de desconocimiento aproximado señalando los mismos síntomas obviando la realidad propia del Archipiélago sin más.

Por supuesto, la corrupción es una realidad profundamente arraigada en Canarias como en gran parte de las instituciones del Estado, pero no es menos cierto que existen otras causas de la situación social que padece Canarias. Un panorama desolador  que aunque no guste tiene mucho que ver con la dependencia, con la carencia de poder de decisión.

"La corrupción es una realidad en Canarias como en el Estado, pero  existen otras causas de la situación social que padece Canarias que, aunque no guste, tiene mucho que ver con la dependencia."


Las condiciones históricas, un sistema electoral profundamente antidemocrático, el arraigo del caciquismo, las políticas expoliadores de los gobiernos de Madrid con las Islas es una realidad económica que está ahí y que no se puede obviar para explicar la lamentable situación de desigualdad y pobreza de nuestro país.

Entendemos que aunque Podemos es respetable en España, no es un proyecto político válido para Canarias. No es un proyecto que solucionará nuestros problemas. Son los propios ciudadanos canarios los más indicados para resolverlos sin necesidad de la tutela hispana. Esperar a que nos saquen las castañas del fuego desde el extranjero es no sólo un sucursalismo irresponsable, sino que evidencia un desconocimiento sobre las características específicas de la política canaria.

"Podemos no es un proyecto político válido para Canarias. No solucionará nuestros problemas. Son los ciudadanos canarios los más indicados para ello sin necesidad de la tutela hispana."

En Canarias también podemos


Máxime cuando en Canarias existen fuerzas políticas que no son sucursales impostadas sino fuerzas e ideas propias, nacidas y creadas en el seno de la sociedad canaria. Fuerzas como ANC (Alternativa Nacionalista Canaria), Alternativa Ciudadana 25 de Mayo en Lanzarote, Iniciativa Por la Orotava o Sí Se Puede en la isla de Tenerife se merecen nuestro respeto. Fuerzas que hace años trabajan día a día por solucionar los problemas que realmente afectan a la sociedad canario en un terrero tremendamente injusto: el sistema electoral canario.

"En Canarias existen fuerzas políticas que no son sucursales impostadas sino fuerzas e ideas propias, nacidas y creadas en el seno de la sociedad canaria." 

Podemos no es nuestro proyecto. Los nacionalistas de izquierdas deberíamos tener más que claro a estas alturas que los sucursalismos nunca solucionarán Canarias, nunca construirán un país nuestro, nunca nos regalarán nada. Es fundamental que el pueblo canario ejerza sus derechos y tome el protagonismo de su realidad y en la construcción de una revolución autocentrada. La brega que ponga los cimientos de un país canario libre, pero con nuestras propias manos. No es un capricho, es una responsabilidad.