27/1/14

El pueblo canario muestra su rechazo a Wert


El pueblo canario salió a la calle para mostrar su más enérgico rechazo a la visita del ministro español José Ignacio Wert. La comunidad educativa canaria se movilizó para manifestar en las calles de laguneras su rechazo a la políticas educativas del Gobierno de España en Canarias y el resto del Estado.  La respuesta del Gobierno español fue sitiar la ciudad Aguere con la Policía Nacional española que no dudó en agredir brutalmente a los manifestantes canarios. Numerosos heridos y cuatro detenidos fue el saldo represivo final.

A pesar del honorable ejemplo de la comunidad educativa canaria, es de lamentar la posición del presidente de Canarias, una vez más, humillándose así mismo y a su pueblo recibiendo con los brazos abierto al ministro español. Explicación sólo puede haber una, el nacionalismo que profesa Paulino Rivero y Coalición Canaria: el español.

El pueblo canario ha demostrado al mundo que quiere un futuro, la juventud canaria está dispuesta a luchar más de lo que nos hacen creer. Pero este reto depende de nuestra capacidad de asumir la responsabilidad, la madurez de construir nuestro propio camino que de respuestas a nuestra realidad, dejar de esperar a que desde otros lares y las instituciones nos solucionen nuestros problemas. 








18/1/14

Vivo en Canarias - Keta

Yo, pido el divorcio

Cuando un progresista español y un progresista canario se encuentran en el camino, se desencadena un idilio, estallan burbujas de tanto amor concentrado, se produce el acoplamiento de dos partículas en el infinito.
- ¡Ay… es que tenéis un acento tan dulce!
Surge una reciprocidad, una simbiosis durante la cháchara, un horizonte de causas. El progresista español y el progresista canario hablan de los derechos fundamentales de la mujer, de la lucha por la igualdad de los homosexuales, de la necesidad de eliminar los privilegios que goza la Iglesia Católica en el Estado Español –amén de su desencaje en la Constitución de 1978–, del anacronismo de la monarquía, de la lucha de clases, de la revolución en el barrio burgalés de Gamonal, del neo-liberalismo, del anti-capitalismo, y así, sumen y sigan.
Pero siempre llega ese día ‘D’ en que ambas mentes preclaras entran en crisis. Ese día ‘D’ en que se produce el gran desastre:
- Yo soy independentista.
- ¿Pero… en “las” Canarias tenéis de eso?
- ¿En dónde dices?
Independentista, independentista, independentista”… taladra ese guineo que, casi imperceptible, envenena poco a poco la sangre de Eros hasta matarlo. En esta situación, el progresista español, deseoso de paliar la situación fatal, acude mayormente al archi-usado argumento “juntos mejor que separados”. Y es entonces cuando el progresista canario auto-centrado, consciente de su realidad harto reflexionada, empieza a desgranar esas perlitas sopesadas sobre su inconsciente –por aquello de Frank Fanon– y presentes como un runrún en su sub-consciente, y le lista la conquista asesina de los pueblos nativos de Canarias, la venta de esclavos en Valencia y Sevilla y demás lugares de Extranjelia, los mono-cultivos, las épocas de hambruna y la emigración, el tributo de sangre, la prohibición de “negros, moros y canarios” de asistir a la Universidad, la consideración de Canarias como colonia española hasta 1927, los regímenes fiscales y su balanza, el nacionalcatolicismo y su represión cultural, la imposibilidad de control sobre nuestras aguas y recursos naturales, etcétera, etcétera, etcétera.
Y es que, al final, el progresista español (al igual que el facha), ni conoce ni asume cuestiones pasadas y presentes sobre qué ha sido y es Canarias para con el Estado. El progresista español cree (insisto, al igual que el facha) en la unidad de España y en su grandeza. Está incluso convencido de que la historia de su pueblo es una historia de libertad, como si el imperialismo de los libros de texto que nos meten por los ojos no existiese. El progresista español es bienintencionistamas ciego. Tanto, que al día siguiente parece no haberte visto aunque te pase rozando.

Porque la cuestión fundamental que aquí se plantea a través de este suceso común es que el “juntos mejor que separados” suena exquisito cuando las partes que conforman al conjunto, como el otro que dice, duermen en la misma cama, pagan las facturas a medias o pasean de la mano por El Retiro. Pero en este matrimonio, se produce aquello del “hacen buena pareja: él le pega y ella se deja”. Así, yo, pido el divorcio.
Autor: Luis Migue Azofra.

3/1/14

Fallece el histórico nacionalista Antonio Quevedo 'Morongo'



El fallecimiento del popular Antonio Quevedo Navarro ‘Morongo’ el uno de enero ha consternado al movimiento nacionalista canario. Ingeniero agrónomo y pastor natural de Teror (Gran Canaria), militante histórico de la izquierda independentista y apasionado defensor de la cultura tradicional canaria, ganó notable popularidad a través de la red.

Morongo destacó por su compromiso político desde la juventud con la descolonización de Canarias. Fue militante activo en organizaciones independentistas y en la actualidad era miembro de Solidaridad Canaria. No obstante, siempre insistió en la unidad nacionalista en base al respeto mutuo y apoyó todas las iniciativas políticas, sociales y culturales destinadas a la construcción nacional.

Pastor, ingeniero agrícola, maestro...pero sobre todo 'sabio de la tierra'.
Su implicación apasionada en la defensa de la naturaleza y la cultura canaria le llevó a estudiar ingeniería agrícola y desempeñar la profesión de su abuelo: ganadero. Trabajó durante años en repoblaciones de pinar en la cumbre de Gran Canaria y de laurisilva en su amada montaña de Osorio. Con los años se convirtió en un reconocido ‘Sabio de la tierra’, siempre dispuesto a transmitir sus conocimientos. Aunque nunca olvidaba y siempre recordaba la procedencia de sus ancestrales conocimientos: toda esa gente sencilla y mayor de nuestro pueblo que inconscientemente atesoraba lo más valioso de nuestra herencia cultural. Participó activamente en múltiples luchas populares en defensa del territorio: desde la lucha contra el ‘Parque Nacional del Roque Nublo’, la defensa de Tindaya, contra la construcción de la Macrocárcel en Gran Canaria, hasta las prospecciones petrolíferas. Colaboró activamente con trabajos de campo relacionados con la arqueología y etnografía. Amante de una buena conversa, disfrutaba compartiendo e intercambiando conocimientos relacionados con estos temas.

Chipas (México) 1996
Profesaba su admiración a la lucha de los pueblos africanos y americanos por su liberación nacional y social. Admiraba la revolución cubana, el ejemplo zapatista y las ideas de Tomás Sankara. Esta inquietud le llevó a participar en el Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo celebrado en Chiapas, México, en 1996. En el mismo hizo un esfuerzo por que Canarias se hiciera notar como país haciendo hincapié en nuestra realidad aparte de la española. Hizo un esfuerzo, junto a otros canarios, para que la bandera nacional canaria estuviera presente. Como anécdota, Morongo  entregó, al Subcomandante Marcos en persona, un ejemplar de la biografía de Secundino Delgado. También participó hace unos años en foros internacionales como el Congreso Mundial Amazigh y pueblos de Montaña.

Pero fue, sin duda, su personalidad y carisma las que le brindaron su popularidad. A pesar de que su pasión, en ocasiones, le hiciera hacer gala de unas formas cuestionables, su generosidad, compromiso e integridad son incuestionables. Su marcada personalidad se combinada con un carácter afable y cercano que le hacía entablar amistades consolidadas. Una vida de entrega a la liberación de su gente y de su patria a las que profesaba un profundo amor. Un patriota canario, un alzado, un revolucionario. Un hijo de Canarias del que podemos sentirnos orgullosos.

Desde Nación Canaria nuestra profunda gratitud con Antonio Morongo. D.E.P. 



Despedida a Antonio 'Morongo' en la Plaza de Teror