24/11/12

El amarillo tus trigales: sobre la autogestión y soberanía alimentaria.


 “Un mar azul que brille
con siete estrellas verdes
el amarillo tus trigales
y el blanco tus rompientes”


Oscar Chirino*. Canta Taburiente a la Bandera; no obstante, para los que nacimos hace menos de un tercio de siglo hay algo que nos choca de esta hermosa estrofa:
- ¿Trigales? ¿En Canarias? Alguno debe haber, pero tampoco es que se vean muchos.
Con la excepción de algunas zonas rurales de Tenerife y de La Palma, el trigo es un cultivo testimonial en las islas, en Gran Canaria, por ejemplo, apenas se cultivan unas cien hectáreas. Sin embargo en el pasado los trigales fueron un elemento dominante del paisaje isleño y de ahí la letra de Taburiente.
El gofio, herencia de nuestros primeros ancestros, perduró en la dieta de los canarios después de la colonización, el millo junto con la papa vinieron a completar la alimentación insular tras la conquista de América y gracias al millo el gofio conoció una nueva versión de si mismo. Cultivábamos los cereales, producíamos nuestra comida o la obteníamos de la mar y nuestra dependencia del exterior era más bien escasa cuando no inexistente.
¿Por qué no seguimos plantando cereales en las Islas? Además de papas, cultivos forrajeros, legumbres, café, hortalizas, fruta…Y a tal pregunta se responderá lo de siempre: escasez de agua, falta de suelo, la orografía escarpada del territorio, el reducido tamaño de las parcelas y todos los motivos que, aunque no sean del todo falsos, siempre nos conducen al “Ay, pobre Canarias, hay que ayudarla”. “Hay que ayudarla” significa que nos van a vender la producción agrícola de metrópoli a precio gourmet.
Gofio de trigo, producto milenario de nuestro pueblo.
En nuestro país actualmente existe un chiringuito al más puro estilo colonial montado gracias a la mercancía alimentaria: la colonia no produce algo porque a la metrópoli no le da la gana que lo produzca, la metrópoli vende a la colonia tal producto en exclusiva al precio que “estime oportuno” y la colonia compra. Por no hablar del mercado que genera mover una naranja desde Valencia hasta Gran Tarajal con todos sus intermediarios de por medio metiéndonos mano a la cartera, resultado: la cesta de la compra más cara de todo el estado español, este dato no debería extrañarnos dado que en las Islas solo producimos el 10% de lo que comemos.
El régimen global capitalista también exige a Canarias su tributo en recursos, numerosas hectáreas de nuestro suelo están dedicadas a cultivos destinados a la exportación; otra característica propia de las sociedades sometidas ¿Cuánta agua se destina en las Islas a determinados cultivos, no bastaría con plantar para cubrir las necesidades del mercado local? Uno de los principales cultivos de exportación de las islas es la floricultura ¿No podemos destinar esas hectárea a plantar frutales para no tener que importar fruta de la metrópolis? Dirán que el cultivo de exportación da más dinero, pero aquí no hablamos de eso. Aquí hablamos de la alimentación como un derecho y no como una mercadería más. Dirán que las Islas no tiene la población de hace cien años y esgrimirán las “razones de siempre”.
El agua, de titularidad privada, es un problema en el Archipiélago. Tras una puesta al servicio común de este recurso y una política de desalación basada en energías renovables destinada a los numerosos cultivos que toleran agua desalada, será un problema en gran medida solventado, ejemplos de políticas de reverdecer el desierto aplicables en Lanzarote, Fuerteventura o en las zonas de sotavento de las islas centrales, los hay a patadas. Por otra parte, una concienzuda política de reforestación ayudaría a restablecer el nivel freático, producir la lluvia horizontal y evitar la erosión de terrenos. En cuanto a la cantidad de suelo no hay más que ver el paisaje actual de cultivos abandonados que presenta el Archipiélago para darse cuenta de que, por lo menos a corto plazo, las perspectivas no son tan dramáticas en lo relativo a esa escasez de suelo.
Pero claro, al chiringuito colonial y capitalista de intermediarios, cadenas de distribución, empresas de logística; unido el poder que le da a la metrópoli ser el proveedor alimentario casi exclusivo de Canarias, convergen para que interese matar al campo isleño, ahogar la actividad ganadera y exterminar la escasa industria existente en las Islas hasta bien entrados los años ochenta.
No es realista esperar una respuesta de nuestros representantes en este sentido ni en ningún otro , la respuesta está en el comercio directo entre agricultores y consumidores, en plantear el autoabastecimiento a través de huertos colectivos que priven a la metrópoli de ver dinero por sus mercancías, en cambiar hábitos alimenticios en pro de unos más saludables y acordes con nuestra tradición y el entorno medioambiental de nuestra Tierra (resulta llamativo que tengamos los mayores índices de obesidad del estado, fenómeno que compartimos con otras colonias de la Unión Europea y que merece ser tratado); en definitiva: el día que seamos capaces de gestionar nuestra despensa, o al menos de ser conscientes de la importancia que esto supone, estaremos mucho más cerca de recuperar la libertad.

 *Oscar Chirino es militante de Soberanistas de Izquierdas (SI)

Intervención de René Behoteguy (ANC) en el II Encuentro de Redes y Medios Amigas




Intervención de René Behoteguy, boliviano residente en Canarias y miembro de Intersindical Canaria y Alternativa Nacionalista Canaria. El foro es en el marco del II Encuentro de Redes y Medios Amigas celebrado en la ULPGC. Grabado y editado por Soberanistas de Izquierdas (SI).

20/11/12

Mientras aplican la limpieza étnica en Canarias pretender vender 45.000 casas a extranjeros



Si no hay dificultad alguna para aplicar políticas de limpieza étnica contra los poblados marineros de las costas canarias, sino hay voluntad alguna por parte del poder en modificar la ley para erradicar los desahucios de las viviendas de los trabajadores en beneficio del gran capital, sorprende la facilidad para cambiar la ley con el objetivo de vender miles de casas robadas y vacías a extranjeros en todo el Estado. Por supuesto nada de bajar los precios para que sea asequible o derribar cientos de urbanizaciones innecesarias en Canarias y el Estado Español. En el caso de nuestro país se estima que hay 45.000 viviendas vacías y nuevas para vender a extranjeros ya que son totalmente inalcanzables para la población canaria. Una modificación de la Ley de Extranjería permitirá dar libre acceso a cuantos extranjeros quieran comprar nuestra tierra. Si ya Canarias no tenía ninguna barrera frente al Continente Europeo no nos podemos imaginar sin barrera alguna ante el mundo entero. Un país como el nuestro limitado, ecológicamente frágil y ya de por sí superpoblado. 

La dignidad de nuestro pueblo es la esperanza.
El capitalismo colonial le importa un comino arrasar nuestra tierra con tal de seguir manteniendo el ritmo de enriquecimiento. Pronto sólo los canarios ricos y el cacicato tendrán derecho a residir o poseer un solar en este país, mientras cientos de miles de canarios de clase trabajadora nos veremos obligados a emigrar o excluidos del derecho de contar jamás con una propiedad en nuestra patria. El colonialismo y el capitalismo –hechos que conforman el sistema en Canarias- están aplicando una política de limpieza étnica en nuestro país que posiblemente sea el paso último y culminante para la entrega absoluta de nuestra tierra a la colonización de la globalización. No nos creamos especiales por ello, en toda colonia la colonización demográfica no sólo se lleva a cabo con colonos de la nación metropolitana sino con todo aquel de cualquier nacionalidad dispuesto a colonizar un territorio y a actuar como tal. ¿Todavía hay quien duda de la necesidad de un movimiento nacionalista, soberanista real que asuma el anticapitalismo y la antiglobalización como principios fundamentales?

19/11/12

Antonio Cubillo - Historia de un crimen de estado

Documento histórico. Que se sepa, que se difunda nuestra historia y nuestra memoria.

16/11/12

Culmina la limpieza étnica de Chovito


 Chovito, un pequeño poblado pesquero tinerfeño simboliza en la actualidad una de las mayores atrocidades recientes cometidas por el estado español en Canarias. No hay palabras para calificar la injusticia extrema que padece el pueblo canario frente a los intereses del Estado Español y los especuladores en las Islas que están impulsando con las leyes dictadas en Madrid la limpieza étnica en las costas canarias para construir en el futuro urbanizaciones de lujo. Porque aunque Chovito es el caso más representativo al ser el primer afectado desde el 2008, otros poblados del país como el caso de algunos en Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria o La Palma están bajo la misma amenaza. 


La policía española desaloja violentamente a las familias canarias

Una apisonadora despiadada que aúna los intereses del capital especulador con el de los intereses colonizadores del Estado de los territorios costeros empujando a la población canaria de clase humilde hacia el interior de las islas, e incluso en algunos casos despojarlos de su única propiedad. La policía española como siempre haciendo gala de su absoluto desprecio por nuestro pueblo no duda en hacer el trabajo sucio agrediendo incluso a menores de edad. En fin…Ni olvido ni perdón les pido. Toda nuestra solidaridad con los canarios desplazados por esta limpieza étnica descarada.


VIDEO DESALOJO CHO VITO


Huelga general combativa en nuestro país

(RUCULA FILMS)



Las Palmas de GC

                                                                Las Palmas de GC

12/11/12

Dos colonias menos; Curaçao y San Martín


Las islas caribeñas de Curaçao y San Martín se descolonizan de Holanda disolviendo así las Antillas Holandesas. Tras la victoria electoral de las fuerzas políticas independentistas esta Región Ultraperiférica de la Unión Europea (RUP) a ccedido a la independencia tras un acuerdo respetuoso, civilizado y democrático con Holanda.


Curaçao o Curazao (190.000 habitantes) y San Martín (37.000 habitantes), pasaron a ser hace unos dos nuevos países independientes tras la disolución formal de las Antillas Holandesas, una entidad territorial autónoma del Reino de los Países Bajos conformada originalmente por seis islas que, hace cinco años, decidió disolverse. Durante la ceremonia de independencia celebrada en la capital de Curaçao, Willemstad, las islas recogieron la bandera holandesa, cantaron por última vez el himno nacional holandés en presencia del príncipe Guillermo y su esposa Máxima, y izaron sus 
banderas respectivas.

El primer ministro de Curazao, Gerrit Schott, afirmó durante el discurso de independencia que "un nuevo país ofrece más libertad, ahora todos podremos tomar decisiones, pero también significa una mayor responsabilidad.

A partir de ahora, el gobierno holandés limitará sus responsabilidades en estas dos islas los ámbitos de Defensa y Política Exterior, así como supervisará las finanzas durante un periodo limitado de tiempo.

Antiguas colonias.

Ubicación de la isla o país de Curaçao
Isla de San Martín
Las dos islas son dos destinos turísticos muy populares del Caribe. Las autoridades de turismo en Curasao-situada a 40 kilómetros de la costa de Venezuela- afirman que la independencia de Holanda les permitirá disponer de más recursos para desarrollar nuevas instalaciones de puertos y hoteles, al tiempo que mejorará las posibilidades del Isla de captar turismo norteamericano.  Las seis islas que conformaban las Antillas Holandesas (Curazao, Aruba, Bonaire, Sint Eustatius, Saba y Sint Maarten) dejaron su estatuto colonial en 1954 para pasar a ser consideradas estados dentro del Reino de los Países Bajos. 

Aruba decidió separarse en 1986 mediante un referéndum, camino que Curazao y Sint Maarten decidieron emprender en 2005. Saba, Bonaire y San Eustaquio decidieron mantener el vínculo con el reino y pasarán a ser municipalidades especiales.  Durante el periodo de colonización, el holandés fue el idioma oficial de las seis islas. Actualmente, en Sint Eustatius, Saba y Sint Maarten el inglés tiene mucha presencia, mientras que Aruba, Curazao y Bonaire también tienen como lengua oficial el papiamento, una mezcla de portugués y español con restos de inglés, holandés y francés.

Proceso de liberación y resultados electorales

Gustavo Robreño. Los resultados de las elecciones parlamentarias que acaban de celebrarse en el territorio autónomo holandés de la Isla de Curazao, confirmaron la tendencia que gradualmente ha venido abriéndose paso allí en los últimos tiempos y que es canalizada mediante el Partido Pueblo Soberano, dirigida a alcanzar en algún momento futuro la plena soberanía e independencia del país, sometido a la tutela colonial, de una u otra manera, ya sea en solitario o formando parte de las llamadas Antillas Holandesas, acompañada por otras dos posesiones de carácter semejante: San Martín y Bonaire.
Pueblo Soberano fue la agrupación política más votada entre las ocho participantes, logrando cinco escaños parlamentarios de los 21 en disputa, únicamente igualado por el Movimiento Futuro Curazao, del exprimer ministro Gerrit Schotte.
Recordemos que la coalición de estos dos partidos permitió asumir el gobierno, a partir del año 2010, al expremier Schotte, aliados también al Movimiento de las Nuevas Antillas, que en esta elección obtuvo dos escaños, una alianza que probablemente se repetirá pero con características diferentes, pues ya el líder de Pueblo Soberano Helmin Wiels así lo anunció.
Esta alianza contaría ahora con doce asientos en el nuevo Parlamento -una mayoría absoluta-, pues en conjunto recibió el 54 por ciento de los votos emitidos en una elevada participación electoral de casi 75 por ciento de posibles electores, lo que reflejó el interés de la población, en esta ocasión, por los comicios celebrados, el contexto polémico en que tuvieron lugar y los temas en juego.
El principal dirigente de Pueblo Soberano, Wiels, posible primer ministro del nuevo gobierno, reiteró que es partidario de convocar a un referéndum donde los 150 mil curazoleños aproximadamente tengan la oportunidad de expresar si finalmente desean o no en estos momentos la independencia de Holanda, siguiendo el camino de Indonesia en 1945 y Surinam en 1975.

En el Parlamento estarán también representados, con nueve asientos, los tres partidos señalados como coloniales o afines a permanecer bajo el dominio holandés en cualquiera de sus variantes. Ellos son: Alternativa Real, Adelanto e Innovación y Nacional del Pueblo.
La convocatoria a las elecciones recién efectuadas, con dos años de antelación, fue motivada por la pérdida de la mayoría parlamentaria por parte de la coalición de gobierno, causada por el abandono de dos parlamentarios que pasaron a la oposición. En ese caso, el entonces premier Schotte convocó a elecciones anticipadas, como establece la ley, ocasión en que el gobernador, representante colonial de la Reina, lo destituyó y reemplazó por un gobierno interino, dando lugar a que esta actuación se calificara como un verdadero golpe de estado por parte del poder colonial en su afán de favorecer a los partidos que le son afines.
La pequeña Curazao, geográficamente ubicada al Sur del Mar Caribe y separada por escasos 55 kilómetros de las costas de Venezuela, no puede eludir su condición de punto avanzado de la OTAN en este hemisferio mientras sea dependiente de Holanda, pues su metrópoli es parte integrante de ese pacto político-militar y sirve a sus intereses en cualquier lugar de la geografía mundial.
Igual sucede con Aruba, otro territorio colonial holandés frente a las costas de Venezuela, con bases aeronavales de libre acceso para los países de la OTAN, en virtud también de la antes mencionada membresía de Holanda en ese pacto.
De ahí que el tema de la independencia sea particularmente sensible en estas dos posesiones holandesas, que asumen hoy los compromisos de la metrópoli, ambas en el Caribe y muy cerca de las costas venezolanas, convirtiéndose de hecho en factores ajenos a los propósitos de unidad e integración caribeña y latinoamericana.


Felicidades al pueblo de Curaçao y San Martín por la madurez y responsabilidad que han mostrado optando por la independencia y la descolonización. La misma felicitación al reino holandés por su actitud civilizada y respetuosa con sus colonias (hoy llamadas RUP).


10/11/12

Canarias ante el reto dramático de una dependencia suicida

Excelente artículo de Cristobal García Vera sobre la dependencia extrema de Canarias del exterior sobretodo en una cuestión tan vital como la alimentaria. Dicen que con la independencia ‘nos moriríamos de hambre’, pues con esta dependencia tan radical como un día nos falle unos barquitos nos vamos a comer unos a otros…
En estos contenedores llega el 92% de lo que comemos (Puerto de la Luz)
Cristobal García Vera. Canarias importa el 92% de los alimentos de consumo básico que la población requiere para su subsistencia diaria. Este preocupante dato era recordado esta misma semana por la prensa local. Y, como sucede cada cierto tiempo sin que ello tenga ninguna consecuencia práctica, no han faltado las declaraciones de algunos políticos institucionales sobre el enorme peligro que esta dependencia alimentaria supone para las Islas. El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, José Joaquín Bethencourt, por ejemplo, calificó este riesgo como absolutamente "suicida". Mientras, medios que hasta hace bien poco ridiculizaban a quienes se atrevían a alertar sobre los catastróficos efectos que una situación de desabastecimiento provocaría en el Archipiélago descubrían, repentinamente, esta amenaza.

La dependencia alimentaria de Canarias, sin embargo, está lejos de ser un hecho novedoso y, en términos porcentuales, se sitúa en torno al 90% desde hace años. A nivel internacional, esta realidad es resultado de la imposición de un modelo agroalimentario exportador controlado por un pequeño puñado de multinacionales que dominan el comercio de granos y la producción y distribución de semillas, herbicidas y fertilizantes. La situación particular del Archipiélago, no obstante, es también responsabilidad de una casta política que, pese a legitimarse ante la población por su supuesta defensa de la canariedad, estrangula la producción autóctona y subvenciona el negocio de la importación.

EL VERDADERO SENTIDO DE LA SOBERANÍA ALIMENTARIA. MÁS ALLÁ DE LOS HUERTOS URBANOS

Recogida de papas en Los Realejos
"¿Cómo podría alcanzarse la soberanía alimentaria en sociedades como la canaria, con más de 2 millones de habitantes, sin poner a disposición de la colectividad las grandes extensiones de tierra dedicadas al negocio de la exportación o la construcción descontrolada?"


Con el estallido de la crisis económica se ha producido un aumento sustancial de la conciencia ciudadana en torno a la debacle que se produciría en las Islas si cualquier tipo de acontecimiento externo paralizase los suministros que impiden que muramos de hambre. Así como sobre el efecto igualmente crítico que tendrá en Canarias el incremento de los precios de todos los productos importados como consecuencia del inminente cénit de la producción mundial de petróleo y gas natural, que repercutirá en los costes de transporte de mercancías.

Paralelamente, un concepto acuñado en los países superexplotados de la periferia capitalista, la "soberanía alimentaria", comenzaba a hacerse común en el discurso de diversas organizaciones ecologistas y sociales de las Islas. La soberanía alimentaria, que incide en la necesidad de priorizar la producción para el consumo doméstico, es la forma en la que a partir de la última década del pasado siglo XX se manifestó la vieja reclamación de los pueblos de poder controlar sus recursos naturales y definir políticas agrícolas y pesqueras que garanticen su supervivencia y sean ecológicamente sostenibles.

En ese contexto histórico, la reivindicación de la “soberanía alimentaria” surgió como reacción a los devastadores efectos provocados en la mayor parte del planeta por el modelo agrícola industrial potenciado por la FAO. En plena fiebre neoliberal, las empresas transnacionales del sector y las grandes potencias que las respaldan lograron imponer la apertura de los mercados de los países del Tercer Mundo, para inundarlos más tarde con sus productos subvencionados. Al tiempo, utilizaron organizaciones como el FMI, el BM y la Organización Mundial del Comercio para conminar a estos países a reconvertir sus tierras de cultivo dedicándolas a la agricultura industrial de exportación. Como consecuencia, millones de personas se vieron obligadas a dejar el campo, sumándose al resto de excluidos que malviven en las ‘villas miseria’ de las grandes urbes de las naciones subdesarrolladas por éstas y otras políticas neocoloniales.

En estos países, por tanto, el reclamo de esa parcela básica de soberanía ha estado asociado a la lucha tradicional por la reforma agraria y la reapropiación de las riquezas naturales por parte de las comunidades. En su trasvase a los naciones del llamado Primer Mundo, sin embargo, el concepto de soberanía alimentaria se ha desprovisto, en la mayoría de los casos, de este contenido político revolucionario, dando lugar a una práctica perfectamente asumible por el sistema e incapaz de responder a las propias expectativas que genera. Lejos de organizarse políticamente con la finalidad de conquistar una redistribución justa de la tierra o el agua, lo que implica necesariamente enfrentar a los poderes económicos dominantes y el Estado que los ampara, los defensores occidentales de la soberanía alimentaria suelen centrar sus esfuerzos en el aprovechamiento de los espacios residuales aún no conquistados por el mercado capitalista. La expresión más conocida de esta práctica es el desarrollo de los llamados huertos urbanos en sus diversas modalidades. Experiencias que, aun pudiendo proporcionar una salida existencial a grupos reducidos y mostrar que otro tipo de agricultura es posible, dejan intacto el problema esencial. ¿Cómo podría alcanzarse la soberanía alimentaria en sociedades como la canaria, con más de 2 millones de habitantes, sin poner a disposición de la colectividad las grandes extensiones de tierra dedicadas al negocio de la exportación o la construcción descontrolada?

¿TOMAR LAS SOBRAS O RECLAMAR LAS RIQUEZAS COLECTIVAS?

La destrucción de las vegas agrícolas es otro factor que fomenta
nuestra dependencia alimentaria. Tamaraceite hoy.
"Canarias solo tiene cultivada actualmente el 10% de su superficie.La agricultura y ganadería de supervivencia ha sido finiquitada. Se trata de un conglomerado económico que concentra en manos de una pequeña minoría la mayor parte de los recursos del Archipiélago. Esto convierte en quimérica cualquier reclamación de soberanía alimentaria no integrada en un proyecto político que reclame también la propiedad colectiva de las riquezas básicas de Canarias."

Canarias, con un modelo económico del pelotazo construido a partir de los años 70 sobre los pies de barro del ladrillo y el turismo, solo tiene cultivada actualmente el 10% de su superficie. La agricultura y ganadería de supervivencia, que durante siglos fue una válvula de escape para paliar la secular miseria de la población isleña, ha sido prácticamente finiquitada. Y, según denuncian de forma reiterada los portavoces de los agricultores y ganaderos que aún producen para el consumo interno, el Gobierno regional no sólo no les ofrece ningún tipo de apoyo, sino que atenta contra su subsistencia subvencionando las importaciones de productos que ellos podrían proporcionar a los mercados del Archipiélago. Entre los beneficiarios de este modelo –sostenido hasta el momento gracias a las ya menguantes subvenciones de la UE – se encuentran también los grandes propietarios de terrenos dedicados a cultivos de exportación como el plátano o el tomate.

Se trata, en su conjunto, de un conglomerado económico que concentra en manos de una pequeña minoría la mayor parte de los recursos del Archipiélago y aquellos que llegan desde el exterior. Una realidad ineludible que convierte en quimérica cualquier reclamación de soberanía alimentaria no integrada en un proyecto político que reclame también la propiedad colectiva de las riquezas básicas de Canarias. Avanzar hacia ese objetivo, desde luego, requeriría desarrollar un nivel de organización popular muy alejado del que existe actualmente en las Islas. El gran reto que hoy se presenta como imprescindible para superar no sólo la dependencia alimentaria sino una situación de emergencia social sin salida dentro del sistema capitalista. Pero en eso consiste, precisamente, la vieja lucha de los pueblos por su soberanía.


Para profundizar en la Agricultura ecológica y tradicional canaria les recomendamos esta magnífica entrevista al estudiante de Ingeniería Agrícola David Cabrera García en el programa palmero de 'El Sirinoque'.

9/11/12

En busca de Valentina...


Sólo el hecho de nombrarla evoca el ideal de respeto y compromiso en mantener viva nuestra cultura e identidad.  Valentina desde su profunda humildad y amor a las viejas tradiciones ya en plena extinción impulsó un esfuerzo colectivo desde un rincón perdido de nuestro país; Sabinosa, en la isla bimbape. Su tesón, carisma y compromiso hizo revivir el viejo folclore de tambor herreño de probable origen indígena. Un ejemplo de recuperación y revitalización de nuestro país que es más necesario que nunca. Sólo crecer desde nuestra raíz, desde nuestro ser, garantizará un desarrollo lo más coherente y adecuado a nuestra personalidad como pueblo más allá de mistificaciones  Como dicen Taburiente y Mestisay en este video: “Esa mujer hizo patria sin bandera”. Qué lo disfruten.

NO en mi nombre


7/11/12

Si queremos podemos




Contra el arraigado pesimismo del canario fruto de siglos de derrotas y sometimiento en su propia casa, los nacionalistas de izquierdas tenemos la necesidad de plantar un justo optimismo y confianza en nosotros/as mismos/as. ¿Cómo pretendemos convencer y vencer la muralla del pesimismo? Sólo con el optimismo y el buen hacer podremos transmitir la confianza que necesita la sociedad canaria en general y en particular para animarse a asumir la responsabilidad de dirigirse a sí misma. El ejemplo del modesto Club de Lucha Canaria ‘Tanausú’ del barrio de El Batán de la capital grancanaria es un ejemplo de que las canarias y canarios cuando queremos podemos. Felicidades a los puntales del Tanausú y gracias a laagarrada.com por su espléndido trabajo por la difusión de nuestro deporte nacional.

1/11/12

Debate posterior en RTVC al documental sobre el atentado a Cubillo




BlogNaciónCanaria. No hay dudas acerca de la valiosa aportación a la historia reciente de nuestro país que supone el documental ‘Cubillo, un crimen de estado’. No sólo su calidad, profesionalidad y profundidad le hacen honor, sino su rigurosidad y valentía. De hecho es un tema que aún levanta ampollas en el nacionalismo español más recalcitrante en el Archipiélago, hasta el punto de que el PP en un comunicado público pidió la suspensión de la emisión del documental en la Radio Televisión Canaria.

Sin embargo el debate organizado tras la emisión del documental en la televisión pública de Canarias no está, ni mucho menos, a la altura ni del episodio histórico ni de la producción audiovisual. Ningún representante del movimiento independentista actual estuvo presente, mientras fueron invitados personajes de una talla tan deficitaria como Juan Manuel García Ramos (PNC) o el periodista español Leopoldo Fernández Cabeza de Vaca. La presencia del historiador Domingo Gari Hayek aporta algo de seriedad, rigurosidad y coherencia a un debate bastante pobre. Es un tipo de periodismo que tiene más vocación de control ideológico que de informar en su profundidad a la ciudadanía.

 Se presenta a Antonio Cubillo como si aún fuera, además de protagonista del suceso histórico, el representante y voz del independentismo de todos los tiempos. Por suerte no todas sus opiniones la comparten la inmensa mayoría del movimiento independentista canario, sin embargo esta realidad prefiere ser ignorada por los mass media. Si Cubillo no representa para nada el independentismo canario actual, menos pinta el señor García Ramos que aparte de estar en la presidencia de un partido residual y regionalista como el PNC actual (integrado en CC) no tiene ni idea sobre Canarias en general. Sólo así se entiende que osara  decirle a Cubillo cual fue su error, que no podía ser otro que la “vía africanista”, cuando no hay que ser el presidente de ningún partido ‘nacionalista’ `para cerciorarse de que era la vía más razonable de su momento cuando todo el Continente estaba en envuelto en una euforia descolonizadora ¿Dónde pretendía el señor García Ramos que proyectáramos internacionalmente la liberación de Canarias? ¿En el Océano Atlántico?. Y mejor no hablar del prototipo de colonizador hispánico del que hace gala el señor Cabeza de Vaca; un histórico reaccionario de la pluma al servicio de España en Canarias desde aquellos tiempos. Un elemento que esgrime argumentos tan brillantes para señalar que los canarios somos españoles ya que “lo dice nuestro DNI”… ¡Bravo! Argumento irrefutable.

Queremos creer que algún día un importante sector de nuestro pueblo sea referente inequívoco del soberanismo en Canarias desde la rigurosidad, el respeto, la formación y las cosas bien hechas superando el chapucerismo que representa ‘el cubillismo’ de las últimas décadas. Nadie, y menos nosotros, pretendemos cuestionar el gran aporte y sacrificio del Señor Cubillo a la liberación del país, pero no compartimos sus últimas décadas de acción política en las Islas y todo lo que representa. Por nuestro futuro solo queda que surja una generación amplia de ciudadanos canarios formados y serios que sean un referente que inspire confianza al conjunto de la sociedad canaria en un proyecto de emancipación nacional y social. En eso todas y todos somos pocos pero necesarios.