26/9/12

Entrevista intergeneracional a músicos canarios; Luis Morera (Taburiente), JM y Juse (Achicatnas)


El programa  radiofónico de ‘La Espiral’ dirigido por el músico palmero Carlos Catana reúne en una sola entrevista al histórico Luis Morera de Taburiente y representantes de la vanguardia musical de la juventud canaria comprometida con su país y su pueblo; JM y Juse (Achicatnas). Un lujo de nuestro arte, que lo disfruten.

24/9/12

A pesar de todo la conciencia nacional persiste

Según los últimos sondeos los residentes que se sienten canarios o sobretodo canarios alcanzan el 36,4 %. Aunque el españolismo es marginal la inmensa mayoría de los canarios aún consideran, como se inculca, que ser canario es lo mismo que ser español.


BlogNACIÓNCANARIA. El último estudio del CIS(Centro de Investigaciones Sociológicas) del 2011 en Canarias revela datos interesantes que nos ayudan a comprender con mayor perspectiva las tendencias sociológicas de la sociedad canaria actual. El estudio se realizó mediante una encuesta a 972 residentes en Canarias de los cuales 828 nacieron en nuestro país, por lo tanto suponemos que al menos la mayoría son canarios. Es en definitiva una de las escasas herramientas con las que contamos en la actualidad para conocer más a nuestro pueblo, necesidad imperiosa para poder afrontar una labor de concienciación, condición sine quanon para la liberación.

Titular y artículo claramente tendencioso de Editorial Prensa Ibérica
donde se resalta los datos que interesan ocultando otros como
 la importancia  de la conciencia canaria y de las corrientes de izquierda.
Aunque los datos están sujetos a diversas interpretaciones, como todo estudio sociológico, hay conclusiones más o menos nítidas a pesar de las pretensiones de medios tan tradicionalmente españolistas. Algo más de la mitad de los isleños considera que ser canario equivale a ser español careciendo de conciencia nacional alguna, es decir, comulgan con el discurso oficial. Una pequeña minoría que no llega ni al 10% se considera sobre todo o sólo española. En consecuencia podemos afirmar que el españolismo en las Islas, salvando fenómenos deportivos-festivos y la doctrina inculcada desde la cuna- es una tendencia residual. Por último, a pesar del adoctrinamiento, el continuo bombardeo de los mass media y la asimilación cultural, aún en torno a un 35% de residentes se consideran más o solamente canario. Los canarios que son conscientes de su nacionalidad diferente a la española, es decir, con conciencien nacional rondan el 12,4 % de los encuestados. Sin embargo esto no quiere decir que la mayoría de estos ciudadanos con sentimiento y conciencia canaria lo traduzcan políticamente. Hay que tener en cuenta que   sólo el 4.5% de los encuestados se consideran ‘nacionalistas’, así como el 27% que ni siquiera se ubica políticamente. 

Persistencia de la canariedad


Desde que el franquismo impulsara su cruzada por españolizar Canarias, que tuvo por partida la derogación de los Puertos Francos, el proceso no se ha detenido. Un viejo nacional-catolicismo castrante, un sistema educativo adoctrinador en la 'verdad absoluta' del españolismo donde no existe Canarias y una casi carencia total de medios de comunicación propiamente canarios han hecho el resto. La complicidad de la oligarquía canaria heredera del viejo cacicato insularista ha sido fundamental en esta labor de borrarnos como pueblo. Canarias fue arrancada por la fuerza por el franquismo de su enclave internacional para ser convertida en un mero apéndice del casposo imperio hispánico, hoy un ‘democrático’ estado ‘de derechas’. La imposición del insularismo caciquil como sistema autonómico (sistema electoral perverso) y la labor desempeñada por Coalición Canaria como muro de contención frente al nacionalismo canario real han sido determinantes.

Pero milagrosamente un 30-35% de canarios aún se consideran sobre todo canarios y esto para nosotros es muy importante. Para que comprendamos el alcance podemos compararlo con otras comunidades del Estado Español  en el que la identificación con su Comunidad es de un 17% en Andalucía, 9% en Rioja, 7% en Asturias (con lengua propia), 8% en C. Valenciana (lengua propia), 8% en Cantabria, 11% Extremadura, 22% en Galicia (nacionalidad con lengua propia, de las denominadas ‘histórica’) por no hablar del 3% de Madrid, 3,6 % de Castilla León o el 4,4% de Castilla La Mancha. Canarias es sólo superada por el País Vasco y Cataluña, dos nacionalidades ‘históricas’. Pero según La Fachincia esto no es relevante y según sus páginas el españolismo es lo único que tiene cabida en Canarias sociológicamente hablando. 

A pesar de su fomento el españolismo es residual. Jura
de Bandera civil organizada por el PP en Las Palmas GC.


Pero también es importante porque consideramos que los ciudadanos de las Islas que persisten en mantener viva su identidad y su identificación con el país están más abiertos a comprender e implicarse en la defensa de los intereses nacionales de Canarias aunque no concuerden con los del Estado Español. Son una masa poblacional de cientos de miles de canarios que potencialmente puede impulsar el ansiado cambio en Canarias por un futuro nuestro y además afrontar la concienciación de la mayoría de la sociedad canaria que naufraga en la despolitización y desmovilización política más absoluta.


Para entender la importancia de la canariedad como detonante del cambio y la movilización nacional y democrática de nuestro pueblo podemos valorar los datos referentes a la tendencia política. El 15,1 % de los sondeados se considera liberal, 12,2% conservador, el 9,4% demócrata cristiano y alrededor del 35% de izquierdas (progresistas 7,4%, socialdemócratas 4,3%, socialistas 9,7% y comunista 0,4%) Porcentaje que podría ascender al 48% si le sumamos los ecologistas 5,7%, nacionalistas 4,5% y feministas 2,2%. Pero un porcentaje profundamente despolitizado sigue siendo importante en nuestro país; entorno al 27% de los encuestados no se pronuncian políticamente. Aunque quizás el mayor indicador de esta despolitización son los resultados electorales donde ni el PP es de centro, ni CC nacionalista ni el PSOE de izquierdas pero que sin embargo recogen los votos de dichas tendencias políticas. Un fenómenos sólo explicable desde una politización superficial y escasamente formada.

Por si sirve de consuelo a los lectores la mayoría de los encuestados consideran que le economía de Canarias es mala o muy mala y el 58% que la política del Gobierno de España con nuestro país últimamente es desfavorable ante un preocupante 20% que no se entera de nada. Por último una importante porcentaje vota a los partidos en Canarias en función a su defensa de los intereses de Canarias y en menor medida a su ideología, forma de ser o el líder.



Conclusiones

La despolitización de la sociedad canaria, su falta de participación y desmovilización determinan en buena parte su desvertebración. No existe elementos de cohesión nacional canaria hoy por hoy y esto facilita la alineación cultural y política del pueblo canario. El colonialismo y sus acólitos han hecho un gran esfuerzo en reducir la identidad de nuestro pueblo al folklorismo en un intento de borrarnos y despojarnos de autodefensa alguna. Ni una educación propia, ni una ley de residencia, ni una selección deportiva, ni casi un medio de comunicación...El importante porcentaje de canarios arraigados a la canariedad no han sabido, en su inmensa mayoría, traducir este importante hecho a la política, y en nuestra opinión en este fenómeno ha jugado un importante papel Coalición Canaria como muro de contención al verdadero nacionalismo y la izquierda popular de nuestro país. Ha hecho que con sus dos décadas de gobierno hayan desprestigiado la denominación ‘nacionalista’ hasta el extremo. ¿Como? pues muy fácil; haciendo una política  profundamente anti-nacionalista, destrozando el país y su futuro. La situación de la izquierda no es mucho mejor, ya que en Canarias sólo han sido un verdadero motor de cambio en el breve periodo republicano donde ya circulaban ideas independentistas, y por último cuando en asociación al nacionalismo real y soberanista articuló un movimiento popular importante en los primeros años posteriores al franquismo con coaliciones como el PCU y UPC -ésta última ya desvirtuada-. Es evidente que aplicar políticas y vías de izquierda en Canarias no pueden sino pasar por la centralización en la realidad del Archipiélago y sus aspiraciones nacionales que deben partir del reconocimiento de la nación y sus derechos, del hecho colonial y el derecho democrático irrenunciable a la autodeterminación y soberanía canaria. Conservar, desarrollar y difundir nuestra cultura e identidad, defender la tierra y el patrimonio, estudiar y pensar nuestra realidad, construir una base social y movilizarnos por nuestros derechos nacionales y sociales son la única vía para ganarnos un futuro como pueblo.


20/9/12

Taucho se queda

Producido, realizado y editado por Rucula.

19/9/12

Daniel Casal "Le dieron un golpe en la cabeza incluso a una mujer que estaba en silla de rueda"

Entrevista de Canarias-Semanal al estudiante canario Daniel Casal, brutalmente agredido en la protesta estudiantil de Pre-Parados en la inauguración del curso universitario de la ULPGC .   Tuvo que ser ingresado en el Hospital Dr Negrín por un traumatismo craneoencefálico de grado 1.

Canarias-Semanal. Daniel Casal, estudiante de Historia  y militante del Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC), es uno de los jóvenes que salió peor parado de la carga policial que se produjo el pasado miércoles frente al rectorado de la ULPGC. Terminó pasando casi ocho horas en el Hospital Doctor Negrín donde, tras realizarle una resonancia magnética, le diagnosticaron un traumatismo craneoencefálico de grado 1.Lesión que fue resultado del puñetazo en la cabeza que le propinó un agente de la Policía Nacional, cuando salió en defensa de su novia para impedir que la agredieran. Un día después, con una notable jaqueca como secuela del golpe recibido, cuenta a Canarias Semanal cómo sucedieron los hechos. 

NOS ARRASTRARON POR EL SUELO, NOS PATEARON Y NOS PRACTICARON TODO TIPO DE LUXACIONES"

"Junto a los compañeros de Estudiantes Pre Parados, algunos profesores y padres de alumnos, fui al acto de inauguración del curso académico para participar en un concentración de protesta contra los recortes aplicados en  Educación. Cuando me estaba dirigiendo al paraninfo  -recuerda Casal - vi las bombonas de la UIP  a una distancia de unos 70 metros, lo que me hace pensar que tenían prevista la intervención". 

Sin embargo -aclara- "en un principio solo estaban allí policías locales y agentes de seguridad privada. Fue después cuando empezó a venir la Policía Canaria y más tarde llegó una furgoneta de la Nacional. Se bajaron unos veinticinco y, sin mediar palabra, comenzaron a ponerse el material antidisturbios. Formaron una hilera ocupando toda la calles y se dirigieron hacia nosotros". Según narra este estudiante, él y sus compañeros decidieron entonces hacer una sentada. "Esto parece que lo consideraron un gravísimo atentado, porque no sólo nos levantaron, sino que nos arrastraron por el asfalto y empezaron a patearnos, a retorcernos los brazos y a provocarnos  todo tipo de luxaciones".

"INCLUSO A UNA MUJER QUE ESTABA EN SILLA DE RUEDAS LA GOLPEARON EN LA CABEZA"

"La carga policial - dice Casal fue totalmente desmesurada para  una concentración en la que solo se pretendía desplegar una pancarta y lanzar algunas consignas. Que para unos veinticinco estudiantes envíen a tantos antidisturbios me parece una barbaridad".

Daniel denuncia, igualmente, que los agentes no tenían en lugar visible su número de identificación y  se negaron a mostrarlos a quienes lo reclamaron aunque la ley les obliga a ello. Un extremo que confirma Esther Velázquez, una joven licenciada que se encontró con la protesta por casualidad. "A los muchachos - asegura - los arrastraron de mala manera. A mí, que lo estaba viendo todo desde la acera, uno de los policías me dio un golpe con el cuerpo intencionadamente cuando pasó a mi lado. Como pude ver perfectamente quien lo había hecho insistí en que me diera su número de placa. Pero fue inútil. Al final me dio la suya el jefe del operativo, lo que no me sirvió para nada, y además me obligaron a identificarme". Sin embargo, no fue esta testigo la única en comprobar la contundencia de los agentes. "Le dieron un golpe en la cabeza incluso a una mujer que estaba en silla de rueda - dice Daniel Casal - que no sé qué mal podía hacerle  a aquellos armarios empotrados".  "Junto a los compañeros de Estudiantes Pre Parados, algunos profesores y padres de alumnos, fui al acto de inauguración del curso académico para participar en un concentración de protesta contra los recortes aplicados en  Educación. Cuando me estaba dirigiendo al paraninfo  -recuerda Casal - vi las bombonas de la UIP  a una distancia de unos 70 metros, lo que me hace pensar que tenían prevista la intervención". 



"La carga policial - dice Casal fue totalmente desmesurada para  una concentración en la que solo se pretendía desplegar una pancarta y lanzar algunas consignas. Que para unos veinticinco estudiantes envíen a tantos antidisturbios me parece una barbaridad".

   Daniel denuncia, igualmente, que los agentes no tenían en lugar visible su número de identificación y  se negaron a mostrarlos a quienes lo reclamaron aunque la ley les obliga a ello. Un extremo que confirma Esther Velázquez, una joven licenciada que se encontró con la protesta por casualidad. "A los muchachos - asegura - los arrastraron de mala manera. A mí, que lo estaba viendo todo desde la acera, uno de los policías me dio un golpe con el cuerpo intencionadamente cuando pasó a mi lado. Como pude ver perfectamente quien lo había hecho insistí en que me diera su número de placa. Pero fue inútil. Al final me dio la suya el jefe del operativo, lo que no me sirvió para nada, y además me obligaron a identificarme". Sin embargo, no fue esta testigo la única en comprobar la contundencia de los agentes. "Le dieron un golpe en la cabeza incluso a una mujer que estaba en silla de rueda - dice Daniel Casal - que no sé qué mal podía hacerle  a aquellos armarios empotrados". 

Casal relata cómo acabo probando los puños de uno de los policías nacionales."Nos estaban separando a unos de otros y pegando con la habilidad, que desde luego hay que reconocerles, para no dejarnos marcas. En un momento determinado vi que uno de aquellos tipos enormes iba a por mi novia. Lo agarré del brazo y le dije: "si la tocas, cabrón...". "No me dijo ni una palabra. Cerró la mano, me dio una piña a la altura de la sien y volvió a su formación. Luego todo me empezó a dar vueltas, las piernas me flaquearon y caí al suelo redondo. Solo oía voces y notaba la luz del sol dándome en la cara y a los compañeros diciéndome que me levantara".



Hoy, el paso por el servicio de Urgencias y  el hospital solo parece haber aumentado el ímpetu con el que este joven defiende sus convicciones. "Acciones como las del miércoles deben servir para que todos tengan claro con quiénes nos estamos enfrentando. Se trata de cuerpos muy preparados y que saben lo que se hacen". "Como sindicalista - dice - doy por hecho que no será éste el último golpe de las fuerzas represivas del Estado que me llevaré. Pero, desde luego, vamos a seguir adelante".  En lo que se refiere las reivindicaciones estudiantiles Casal se muestra igualmente contundente. "Lo que necesitamos es una gran organización  en la que se impliquen todos los estudiantes. Se requiere una gran unidad. Y que nadie dude ni un momento que vamos a continuar en la lucha. Es lo único que vale la pena". "Lo último que se debe hacer -concluye este combativo joven, que agradece las múltiples muestras de apoyo recibidas en las últimas horas - es doblar la rodilla ante esta gente... ¡Eso ni de coña!".

18/9/12

Nacionalismos y nacionalismos

Interesante artículo de Domingo Garí que aborda las antagónicas diferencias y la diversidad que caracteriza a los nacionalismos del mundo. Ya desde hace un siglo se hacía distinciones claras entre nacionalismos de los grandes estados (imperialistas) y el de las naciones pequeñas y oprimidas (liberación nacional). Sobre el caso canario, el autor recuerda de que clase de 'nacionalismo' hace gala la Coalición Colonial y sus orígenes en el cacicato insular.




Domingo Garí Hayek. Como toda ideología política el nacionalismo puede ser interpretado o reinterpretado para dar satisfacción a quienes hacen uso de él. Con el socialismo, liberalismo, conservadurismo, fascismo, anarquismo o comunismo ocurre lo mismo. El abanico de opciones es casi tan amplio como los intereses de clase o grupo que quiera defenderse, o de las tendencias que lo forman.

El nacionalismo está sometido al mismo tipo de contradicciones que el resto de ideologías políticas. De ahí que lo que importe sea la pregunta de a qué tipo de intereses de clase responde tal o cual nacionalismo. El nacionalismo de liberación nacional, anticolonialista y antiimperialista de los años 50-70 de los pueblos del tercer mundo, o los nacionalismo de izquierda de las naciones sin estado de aquellas décadas, son bien distintos de los nacionalismo imperialistas de estado, o de los nacionalismos plegados a los intereses de los capitales internacionales en donde quiere que se encuentren.

Los nacionalismos de liberación nacional y anticolonialistas son avanzados y progresistas. Defienden los intereses de los grupos subalternos y combaten el imperialismo político económico y cultural. Los nacionalismos de estado y los de las nacionalidades en donde las clases dominantes tienen pactos y acuerdos con el capital internacional, son reaccionarios en las escena internacional y nacional. Esto lo vemos con total claridad si observados ejemplos concretos. Los nacionalismos de Nehru en la India, Nasser en Egipto, Sukarno en Indonesia, por citar a los fundadores de la Conferencia de Bandung que dio origen al tercer mundo en 1955, son progresistas y defienden los intereses mayoritarios de los pueblos a los cuales representan. Asentaban sus principios en las modernas ideologías del laicismo, el republicanismo y el socialismo. Por el contrario, los nacionalismos del Partido Nacional Africaner en Sudáfrica, del general Zia en Pakistán y del islamismo teocrático en Arabia Saudí son reaccionarios. Basan sus principios fundadores en la tradición, la defensa de las élites y el pacto con el imperialismo y alientan las diferencias culturales, raciales y religiosas. En nada se parecen unos y otros.

En el caso del estado español también encontramos diferencias entre los distintos tipos de nacionalismos. En primer lugar tenemos el nacionalismo españolista. Éste tiene una base muy arraigada en el nacional-catolicismo, ideología reaccionaria de inspiración religiosa, defensora de la tradición y de los perdidos valores y poder del imperio de la edad moderna. Sirvió de sostén al franquismo y sigue siendo parte fundamental del corpus del nacionalismo español. Es el nacionalismo español de masas por antonomasia. Aunque obviamente también existe un nacionalismo español inspirado en el liberalismo. Pero este nacionalismo no ha tenido una verdadera proyección de masas y ha estado reducido a las élites intelectuales españolas, y frecuentemente tuvo que expresarse en el exilio. La muerte de la república fue también su propia muerte. Más recientemente el pensamiento socialista y comunista español, encarnados en la transición en el PSOE y el PCE, y en sus intelectuales, trataron de definir el nacionalismo español tomando prestado la definición alemana de postguerra de patriotismo constitucional. En esta propuesta el nacionalismo lo define el acatamiento patriótico de la constitución de 1978. Este nacionalismo no es de masas y es cambiante en la medida en que el nacionalismo españolista pendule de la derecha a la extrema derecha, en donde pasa la mayoría del tiempo. De tal forma este nacionalismo se encuentra muy condicionado por el anterior.



Después tenemos a los nacionalismos que se han llamado periféricos (sobre todo catalán y vasco). Han evolucionado desde posiciones conservadoras a otras progresistas. Históricamente han sido portadores de una idea del estado más en consonancia con los nacionalismos de corte liberal europeo, pero los avatares de la propia historia española los han mantenido impedidos en buena parte de la historia contemporánea. Desde 1975 se han vuelto más dinámicos y presentes y han podido desplegar su programa político en parte. En el caso del catalán formó parte del momento fundante de la constitución de 1978, y a pesar de ser una fuerza política de ámbito catalán, tiene cierta capacidad de condicionar las políticas en Madrid para el conjunto del estado. En el caso del País Vasco el PNV que originariamente se reconocía en el ultracatolicismo, ha ido evolucionando hacia posiciones socialcristianas con un componente de políticas sociales más potentes que la que despliega la socialdemocracia española. Estos dos nacionalismos de matriz conservadora, sin embargo, son de componente liberal mucho más avanzado que el nacionalismo españolista. En ambos casos, catalán y vasco, existen otras corrientes nacionalistas. Una corriente de nacionalismo de izquierda en el segundo, y de catalanismo transversal en el primero, que les hace posible ser la mayoría social en ambas naciones. De tal forma que la voluntad política mayoritaria en esos territorios las representa el mundo nacionalista propio, siendo el nacionalismo españolista minoritario (País Vasco) o residual (Cataluña). Esos nacionalismo, a los que hay que añadir el galleguismo y el andalucismo (de Canarias hablamos aparte) son fuerzas sociales o sociales y políticas, depende de los lugares, opuestas al nacionalismo españolista que, sin embargo, juega con la ventaja de ser el nacionalismo de estado, lo que le da un plus de poder y de proyección hegemonizante, sobre todo en los territorios ambiguos (Canarias, Baleares, Valencia y en parte Navarra). El escenario en el estado, por tanto, queda a este respecto dibujado entre un nacionalismo de estado, básicamente reaccionario, aliado del capitalismo internacional, de valores retrógrados, tales como el catolicismo en su versión ultramontana, que tiene como pilares de su sostén a la gran banca, el ejército, la iglesia, la alta burguesía y los grandes aparatos mediáticos de ámbito estatal. Del otro lado, se encuentran los nacionalismos de las naciones sin estado, que basan su poder en el apoyo popular y en una burguesía nacional, que cuenta con instrumentos de poder territorial político y mediático (no en todos los casos) y que contraponen una visión del estado que incorpora los valores y las propuestas del republicanismo (laicismo, democracia social y participativa, ilustración, modernidad y postmodernidad).

De los territorios ambiguos Canarias es el más importante. Teniendo unas condiciones objetivas diferenciales (territorio, geopolítica, geografía, historia, cultura, etc.) potentes, adolece de ciertos elementos primordiales para que su reivindicación nacional sea de primer orden. El principal de los déficit es la carencia de una clase dirigente con conciencia nacional, disminuida además por su entretenimiento predilecto, la confrontación intracanaria, que redunda negativamente en su proyección en cuanto clase nacional. La clase dirigente canaria se debate entre un españolismo de catecismo y un localismo miope.

La formulación política que ha pasado a representar de una forma un tanto sui generis el canarismo en estos últimos veinte años ha sido CC. Pero CC lleva en su seno los gérmenes de la impotencia de la clase dirigente que representa. Un porcentaje altísimo de la dirigencia de CC no es ni ha sido nacionalista nunca. Sus jefes originales, al menos en Tenerife (ATI) provienen de la UCD o directamente del franquismo. El más infame (pero no el único) de los dirigentes que ha tenido CC fue Mardones Sevilla. Un notorio falangista durante la dictadura y posteriormente gobernador civil de Tenerife, cuando la guardia civil, que estaba bajo su mando, asesinó a Javier Fernandez Quesada en la Universidad de La Laguna en 1977. Luego durante muchos años parlamentario de AIC-CC en Madrid.

Los 'nacionalistas canarios' de CC nunca han tenido reparo en
vestirse 'de gala' para, por ejemplo, celebrar la conquista de Canarias.
El trío dominante de ATI-CC (Hermoso, Adán Martín, Ana Oramas) eran alumnos aventajados de Galván Bello, un hombre del aparato cabildicio en la dictadura. Señalo esto con el simple propósito de subrayar que los dirigentes de CC-Tenerife proceden todos del nacionalismo españolista y que eso explica el hecho de que el programa (que ellos llaman nacionalista) no sea otra cosa que una amalgama de regionalismo folclorista de inspiración españolista (puede sonar a galimatías pero es verídico como la vida misma). Este regionalismo-insularismo retarda la toma de conciencia nacional y mantiene a Canarias en una suerte de nacionalismo emergente que no termina de explosionar. Se basa sobre las retrógradas propuestas culturales del tradicionalismo religioso; reduce la identidad a las fiestas tradicionales de origen rural o directamente recreadas e inventadas por algunos de sus intelectuales de bandera; se mantiene como expresión de los intereses de las clases dirigentes de toda la vida, y es el aliado local de los intereses del capital internacional, siendo así, lo que siempre han sido, un eslabón del capital imperialistas, que hoy adquiere la fisonomía de neoliberalismo. La implosión de CC liberaría fuerzas indeseables para el españolismo en las islas. De ahí que el PP y el PSOE de manera alterna la trate entre algodones.

Los sectores populares se reconocen en una identidad canaria1 difusa y prepolítica, y aunque existe un considerable porcentaje de la población que no se considera española, sino canaria o de su propia isla, no ha podido (o sabido) dar una respuesta organizativa y política a esa vertiente identitaria. Y esto retarda el asunto del nacionalismo en las islas, porque el nacionalismo es ante todo una proyección de poder. Sólo en el momento de la transición,Pueblo Canario Unido-Unión del Pueblo Canario quisieron ser expresión de los intereses políticos del canarismo de liberación nacional, pero su pronta derrota abocó el intento a su prematura extinción. Sin embargo, su proyecto era progresistas y avanzado en términos generales. Defendían a los sectores subalternos, eran anticapitalistas y por consiguiente denunciaban el papel del capital imperialistas en las islas, eran internacionalistas y solidarios y buscaban, a la luz de esos elementos, redefinir la identidad canaria en una proyección de futuro, al contrario de la proyección hacia el pasado que hace el nacionalismo conservador.


1 En el informe elaborado en 2009 por el Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa, los datos referidos al asunto marcan una tendencia al alza en relación a estudios anterior del CIS. En este estudio de 2009 se señala que en Canarias se sienten sólo españoles o más españoles que canarios el 16% de la población; tan español como canario el 41%; y únicamente canario o más canario que español el 40%; el 1% no sabe ni contesta. 

13/9/12

¿Paulino envidia Cataluña? ja, ja, ja...

Ante las recientes declaraciones de Paulino en las que anhela la ‘unidad de Cataluña para Canarias’ no podemos resistirnos a responderle. Paulino, lo que cohesiona a un pueblo no son los intereses fiscales de la oligarquía sino la conciencia nacional.

En estos días, el presidente del Gobierno autonómico –que no autónomo-  de Canarias Paulino Rivero, declaró públicamente que “echa de menos” una unidad política como la de Cataluña. Sus alegatos desde luego no tienen desperdicio: “Me gustaría que en las islas hubiera una mayoría social para reivindicar lo que es justo y una unión política como la que percibe en Cataluña.”. Es curioso que reivindique lo contrario a lo que ha fomentado durante décadas su partido y él mismo dando la espalda a la decisión de la ciudadanía que ilegitimó su poder en las urnas. Un pueblo al que siempre ha dado la espalda mientras apoya sin reservas un sistema electoral especialmente diseñado para perpetuar la desigualdad. ¿Cómo se puede exigir unidad a un país desvertebrado por el insularismo decimonónico, la desigualdad económica atroz y el desprecio a la democracia? Cataluña es un país desarrollado y con conciencia nacional que fomenta su cohesión y voluntad democrática, factores que constituyen una antítesis absoluta de los valores fomentados por el Paulinato.

Cuando se le pidió que valorara el contenido independentista de la movilización catalana se limitó a no hacerlo ya que "lo sustancial es el pacto fiscal que exige Cataluña al Estado.En esta declaración no hace más que revelar una vez más el único interés de Rivero y su Coalición Colonial; el subvencionismo como filosofía de vida hasta sus últimas consecuencias, o en terminología popular ‘seguir mamando de la teta’ mientras sea posible. Es la defensa de los intereses de una minoría empresarial y oligárquica lo que defiende Paulino, y no el interés general de la nación canaria, y mucho menos del pueblo trabajador del Archipiélago. Para él la soberanía y el derecho a decidir no tiene relevancia alguna, por ello “no entra en valoraciones”, lo importante es seguir “mamando”.
Así 'hace patria' Paulino con su esposa luciendo peineta
en un homenaje al ejército español. Como Cataluña,
¿verdad Pulino?

Comentó la unidad que sería necesaria para combatir el trato colonial que padece Canarias –lo de ‘colonial’ él no lo dijo evidentemente-. Este trato ‘injusto’ se concreta en “la financiación autonómica, el recorte en las inversiones, los incumplimientos del Régimen Económico y Fiscal y la supresión de las bonificaciones aeroportuarias, que ha llevado a la pérdida de un millón de turistas”.Así como la supresión de las primas a las energías limpias, la humillación de exigir a los canarios el certificado de residencia para viajar y la imposición de las prospecciones petrolíferas, que, a su juicio, ponen en riesgo  el modelo económico de Canarias para favorecer a Repsol”. Considera que “El Gobierno de España no está actuando con el tacto, la sensibilidad y la equidad necesaria", por lo que le gustaría que la sociedad canaria fuera "más madura, para que, con independencia del color político, se defiendan los intereses de las islas".

 Muy bien Paulino, nada de asumir responsabilidades. Nada de fomentar la conciencia nacional de este pueblo, nada de brindar a nuestra sociedad un sistema educativo basado en la realidad canaria, nada de poner freno a un modelo económico que está depredando el territorio canario e hipotecando nuestro futuro. Nada de poner límites a la superpoblación, nada de vertebrar un país combatiendo el ramplón insularismo, nada de reducir las brutales desigualdades sociales del Archipiélago, nada de ofrecer un futuro digno para los jóvenes canarios, nada de una protección real del patrimonio medioambiental y cultural del país…en definitiva; nada de pensar en el futuro.

El 'Paulinato' da lecciones de 'unidad nacional', por supuesto,
aunque no de la canaria precisamente...

Paulino, el Gobierno de España actúa como siempre lo ha hecho en esencia; defendiendo sus intereses nacionales aunque ello pueda suponer pasar por encima de los nuestros. Si usted hubiera disfrutado de un derecho que aún nos sigue negando a los canarios, como es el estudio de la Historia de Canarias, quizás sabría que la historia de las relaciones Canarias-España está repleta de estos ejemplos. Para exigir “madurez política” hay que tener mayoría de edad antes que nada, y usted sin duda carece de ella en el aspecto político. Usted habla mucho y hace poco o nada por Canarias, así pasará a la historia como el presidente de GobCan más finfle y marioneta de la historia, aunque para ser justo los anteriores no tienen mucho que envidiarle al respecto. Quizá pedirle que piense por sí mismo sea demasiado.

Sí quieres un consejo de aquellos jóvenes estudiantes que empujaste el día de ayer en la entrada del Paraninfo de la ULPGC, y porque no, de los has “aconsejado” que se manden a mudar al extranjero para buscarse la vida…te lo damos; Paulino deja la CoCa:

Remix de JM de Atxicatnas

La policía española agrede a estudiantes canarios

El colectivo Estudiantes Pre-Parados están escribiendo una de las páginas más memorables de la lucha estudiantil canaria. En la inauguración del curso universitario en la ULPGC su intento de participación fue brutalmente reprimido por la policía española y autonómica. Es curiosa la actuación del poder en esta colonia bananera que indulta y premia a vendepatrias y agrede a estudiantes.

Estudiantes Pre-Parados se está convirtiendo en un referente en la lucha estudiantil de nuestro País. Ayer 12 de septiembre protagonizaron una protesta contra los recortes en la inauguración del curso universitario en el Paraninfo de la ULPGC. En este acto se dieron cita numerosas autoridades como el mismo Presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. Los Pre-Parados, demostrando la dignidad de la que vienen haciendo gala, impidieron la entrada al recinto de numerosas autoridades ya que, paradójicamente, a pesar de ser estudiantes se les denegó la asistencia al mismo. También asociaciones de padres fueron excluidos del acto institucional que reúine en torno al rector de la ULPGC a la clase política, empresarial y eclesiástica excluyendo a los principales protagonistas de la Universidad: los estudiantes.  La respuesta de las autoridades fue en la misma línea de intolerancia. Una horda de policías españoles antidisturbios en su habitual ‘valentía’ frente a ‘peligrosos’ estudiantes sentados en el suelo, no dudaron en cargar agrediendo a diestro y siniestro. Sin olvidar la actuación colaboracionista de la Policía Canaria al servicio de la Policían Nacional Española a las órdenes del Paulinato. El resultado fueron numerosos estudiantes canarios  con contusiones de los porrazos, cuadros de ansiedad, dolores de espalda y mareos. Recordemos que este grupo de estudiantes lleva más de cien días encerrados en el Edificio de Humanidades de la ULPGC, reclamando que la Universidad se convierta en una institución verdaderamente pública y asequible al pueblo trabajador.






La respuesta de la policía del régimen:





Las consecuencias:





¡¡¡BASTA YA DE REPRESIÓN CONTRA EL PUEBLO CANARIO!!!

12/9/12

La movilización social evita el desalojo de Taucho



Colaboración. Hoy estaba previsto el desalojo del C.S.O.Taucho, un centro social abierto por la juventud canaria independentista hace 18 años. En el barrio de Duggi (Santa Cruz de Tenerife), donde se congrega la afamada casa, se dieron cita en torno a un centenar de personas. La Policía Española intentó por todos los medios engañar a la masa, pero ante la imposibilidad de entrar por sorpresa en la casa, aplazó el desalojo una semana más. El movimiento social, popular e independentista de la isla de Tenerife, acudió en masa a la llamada a la movilización por parte de la Asamblea de Taucho. Pero lo más emocionante no fue esta unión del movimiento político, sino el apoyo incondicional del barrio santacrucero que ve en la antigua casona abandonada, un espacio de libertad donde los jóvenes tienen otras alternativas de ocio que no son las fiestas, los botellones y las drogas.

Rueda de prensa ofrecido por
Taucho a los medios de comunicación.
Numerosos medios de comunicación acudieron a contar lo que estaba sucediendo. Esta vez la lucha la ha ganado el centro alzado del barrio de Duggi, pero presumimos una nueva “batalla” el próximo martes 19 de septiembre. Como siempre desde este espacio, volvemos a pedir la movilización para mantener un espacio histórico de formación y librepensamiento, referente de buena parte de la lucha independentista de las últimas décadas.


Declaraciones de los portavoces de Taucho y los vecinos de Duggi

Las siguientes declaraciones fueron recogidas porEloísa Reverón para el diario La Opinión.es. Nosotros solo añadimos algo más; a pesar de las irregularidades legales para el desalojo, el motivo fundamental fue la movilización ciudadana. 


Cristian Santana y Jorge Hernández, miembros de esta asociación, y apoyados por numerosos vecinos y colectivos sociales y también por el concejal de Sí Se Puede del Ayuntamiento de Santa Cruz, Pedro Arcila, explicaron que la casa se ha convertido en un lugar de encuentro para jóvenes y mayores de la capital.

"Durante 20 años, la Seguridad Social no se ha preocupado por este inmueble y ahora de repente nos quiere echar de aquí. Varios colectivos nos unimos para okuparlo y rehabilitarlo debido a su completo abandono y ante la carencia y falta de interés por parte de las administraciones públicas de otorgar espacios para la organización juvenil y la difusión cultural. Somos más que okupas, pues hemos creado un espacio de reunión para diferentes colectivos sociales que trabajan desinteresadamente por la recuperación y defensa de un modelo cultural y de ocio alternativo al impuesto por el interés mercantilista", manifestó Cristian Santana, del Centro Taucho.

Y los vecinos de la zona están encantados con ellos. "Es injusto lo que quieren hacer con estos jóvenes. No están haciendo ningún daño, sino todo lo contrario. Gracias a ellos los niños de este barrio tuvieron castillos hinchables y diversión durante las Fiestas de Duggi, porque no había dinero para nada. No hacen ruido, desarrollan actividades culturales y tienen la casa cuidada. Que los dejen tranquilos, que es mejor que estén creando cultura en este centro que tirados en la calle y metidos en la droga", comentó María Alonso, una vecina del barrio.


Arcila, el abogado del Centro Social de Taucho, también concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de la capital, explicó ayer que el desahucio se produce ahora, tras 20 años sin que si hiciera nada, porque ha habido una demanda por parte de la Seguridad Social para recuperar este edificio, porque "por lo visto, desde Madrid ha habido instrucciones de que se rescaten todos los inmuebles abandonados para sacarle rentabilidad mediante el alquiler o la venta". Pedro Arcila comentó que se pudo detener el desahucio porque la sentencia fue comunicada el martes a las 10:30 horas y el levantamiento se iba a producir ayer a las 9:45 horas, por lo que no pasaban ni 24 horas de aviso para que se pudieran retirar las pertenencias del Centro. Asimismo, añadió que el desahucio iba dirigido al Centro Social Taucho, una entidad que aunque existe, no está registrada, "por lo que no se puede echar de un lugar a nadie que no figura en ningún registro". "Quién sí está registrada es Azarug, uno de los numerosos colectivos que gestionan este Centro, pero el desahucio no fue notificado a dicho colectivo", comentó el concejal. Los jóvenes se niegan a utilizar un local municipal porque no quieren estar dirigidos por ningún partido político. "Esta es la casa adecuada para el Centro y por ello el alcalde debería mediar ante la Seguridad Social para poder llegar a una solución antes del miércoles. Este colectivo desarrolla una importante labor para los jóvenes y para el barrio", concluyó Arcila.


*FOTOS DEL INTENTO DE DESALOJO


Taucho debe resistir



Ruben Ascanio. Hace 18 años tuve la suerte de ser uno de los pibes y pibas que entramos por primera vez en el Cso Taucho. Cargados de ilusiones y ganas nos encontramos con esta vieja casona modernista llena de basura, palomas muertas, ratas, piernas ortopédicas rotas...y la llenamos de vida, de color. Esta casa que fue robada por los fascistas durante la dictadura se destinó a centro de ayuda a heridos de guerra, siendo abandonada en los años setenta y quedando en algún oscuro registro de algún ministerio que ahora reclama su presa.

No quieren que Taucho viva, lo quieren ver muerto, cerrado, silencioso. Taucho logró sumar voluntades. Recuerdo que el Che que nos miraba desde la pared del bar social salió de las manos de compas de JCC. Sus pareces acogieron a muchas organizaciones para decidir estrategias, para lanzar las revistas Añaza, para aprender, pasar algún rato en las noches de lucha en alguna huelga general, ver películas maravillosas, escuchar buena música o simplemente compartir experiencias.

De todo lo que viví en Taucho hoy, escuchando la noticia del desalojo, me viene una y otra vez el recuerdo de Leo, una piba chiquita y tímida que una tarde se vino por Taucho a ayudar a pintar pancartas y se convirtió en su breve vida en una compañera entrañable, a la que l@s que las conocimos echamos de menos todavía. La recuerdo con su peto y sus pulseras aprendiendo a rellenar esas letras grandes con témperas multicolores y me jode pensar que ese suelo, donde se dieron vida a tantas consignas llenas de sentido, sólo servirá para que algún Ministro especule con él.

Quiero estar mañana allí, no quiero que pasen sobre nuestros recuerdos, que borren nuestra memoria, no quiero que nos ganen la batalla, no se lo merecen.